A fin de impulsar el manejo ambiental adecuado de residuos electrónicos (RE) en Baja California y reducir riesgos a la salud y al medio ambiente por la exposición a Contaminantes Orgánicos Persistentes, autoridades federales, estatales e internacionales firmaron este viernes una Carta de Intención de Colaboración.

José Carmelo Zavala Álvarez, Subsecretario de Desarrollo Sustentable del Estado, afirmó que para el manejo de residuos electrónicos Baja California lanzará un programa piloto en colaboración con el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales.

“Con recursos del Fondo para el Medio Ambiente Mundial (GEF, por sus siglas en inglés), del PNUD y con apoyo de la Semarnat, se realizará un programa piloto de reciclaje de residuos electrónicos por sus Contaminantes Orgánicos Persistentes (COP´s)”, anticipó.

Añadió que es preocupante el incierto destino de los residuos electrónicos generados al desechar productos como teléfonos, televisores, radios, entre otros, porque, si bien, muchos de los plásticos usados en la electrónica tienen retardantes de flama para disminuir riesgo por incendio, estos plásticos resultan compuestos tóxicos durante la combustión.

“En Baja California se generan aproximadamente 30 mil toneladas de residuos electrónicos al año sin que hoy tengamos claro su efecto multiplicador y daños a la salud por la mezcla con Residuos Sólidos Urbanos (RSU) o el manejo inadecuado al reciclarlos, por ejemplo, la recuperación de cobre quemando cable y exponiéndose a tóxicos peligrosos”, informó.

Con esta Carta de Intención de Colaboración se se busca promover el desarrollo y ejecución de los proyectos “Manejo y destrucción ambientalmente adecuados de bifenilos policlorados: Segunda fase” y “Manejo Ambientalmente Adecuado de Residuos con Contaminantes Orgánicos Persistentes en México”.

“Se trata de desarrollar posibles líneas de colaboración para favorecer la identificación y correcta disposición de bifenilos policlorados y plaguicidas que puedan localizarse en Baja California y con ello reducir riesgos a la salud y al medio ambiente”, dijo el Subsecretario.

Zavala Álvarez aseguró que lo que se desea es garantizar el derecho de toda persona a un medio ambiente sano y propiciar el desarrollo sustentable a través de la prevención de la generación, la valorización y la gestión integral de los residuos que contengan Contaminantes Orgánicos Persistentes (COP´s).

Reiteró que los proyectos serán cofinanciados por el Fondo para el Medio Ambiente Mundial, implementados por el PNUD y ejecutados por las Secretarías de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) y de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader).

La firma de la Carta de Intención fue la mañana del viernes en la Cámara Nacional de Comercio, estuvieron presentes Ives Gómez, en representación del PNUD; Ricardo Ortiz Conde, de las oficinas centrales de Semarnat, y del titular de la Secretaría de Economía Sustentable y Turismo (SEST) del estado, Mario Escobedo Carignan,

“Se busca fortalecer las estrategias de recolección, acopio y manejo de residuos de electrónicos, así como promover el manejo ambientalmente adecuado de residuos electrónicos en empresas formales, mediante el desarrollo y fortalecimiento de capacidades y el uso de diversas herramientas disponibles”, anticipó.

José Carmelo Zavala recordó que, en el apagón analógico promovido por el gobierno federal hace unos años para transitar a la televisión digital, de los 40 millones de televisores que existían en el país se intentaron cambiar 10 millones, sin considerar el intercambio desde el inicio del programa que encabezó la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT).

Explicó que los televisores de cinescopio que estaban quedando en desuso y desechándose contenían materiales peligrosos y debían manejarse con precaución, pero fue hasta el final del programa de la SCT, cuando la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales logró recuperar apenas unos 300 mil de esos millones de viejos televisores.

“Otro gobierno intercambió 45 millones de focos ahorradores por incandescentes, en un programa para reducir el consumo de energía y su impacto al cambio climático, pero esa vez también la autoridad ambiental fue omisa al no advertir que los focos ahorradores tienen vapor de mercurio y al tirarse o romperse debían manejarse con precaución”, comentó.

Opinó que entre los factores que influyen en la generación de residuos electrónicos está la obsolescencia programada, especialmente en los teléfonos celulares, debido a que las actualizaciones de software, la velocidad del equipo o alguna otra característica hacen que esos aparatos tengan vida útil muy corta, además del éxito de su mercadotecnia.

“En la región fronteriza, el comercio de segunda mano logra, mediante el reúso, un ciclo de vida extendido de los productos; esto, por un lado, tiene un efecto benéfico al medio ambiente, pero también es cierto que al sur de la frontera aumenta la generación de basura electrónica por el fácil acceso y económico a los productos de segunda mano”, finalizó.

Leer más https://www.el-mexicano.com.mx/estatal/uniran-esfuerzos-para-manejo-adecuado-de-residuos-electronicos/2047669